El baúl

El baúl

sábado, 25 de julio de 2009

Leyenda aragonesa / La historia del zapatero remendón y el demonio >



Cuentan que a un pueblo del Alto Aragón acudió un zapatero remendón por nochebuena. Se le dió hospedaje y en medianoche observó, estando en la cama, que dos mujeres de la casa levantaban una baldosa, sacando un ungüento. Se frotaron con él y dijeron “por encima de rama y hoja, a bailar al Turbón” e inmediatamente salieron disparadas por la chimenea. El pobre zapatero se levantó de un susto, y decidió imitarlas. Se untó y dijo “Por entremedio de rama y hoja, a bailar al Turbón”. El caso fue que se equivocó al decirlo y en vez de volar sobre los árboles fue entre las ramas. Así que llegó todo malherido al Turbón y allí se encontraban cientos de brujas esperando a adorar al demonio. Había una fila india y todas las brujas acudían a besarle el trasero al demonio. Así que intrigado al zapatero le llegó el turno y no le apeteció dárselo, así que le pinchó con una aguja de zapatero. El demonio dio un respingo, pero no dijo nada. Al poco el jefe de las brujas dijo de nuevo “Otra vez a adorar al Demonio” y Satanás, asustado empezó a mirarle de reojo al zapatero y este, al mismo tiempo, empezaba a divertirse con el invento. Cuando le volvió a tocar besar el trasero del demonio este le dijo “tu pasa, pero no me beses,o al menos afeitate el bigote".

Seguidores

Datos personales

Mi foto
Barcelona, Spain